CÓMO TE AYUDA EL SEGURO DE MASCOTAS A CUMPLIR LA NUEVA NORMATIVA DE PROTECCIÓN ANIMAL



Las mascotas ya no son cosas, nunca lo han sido, pero ahora legalmente son seres vivos, para ser más exactos, seres “sintientes”. Esto lo saben perfectamente los propietarios que, en la mayoría de los casos, consideran a su perro o gato como un miembro más de la familia. Sin embargo, hasta hace poco, no ocurría lo mismo en materia legal. El cambio legislativo aplicado en 2022 para que los animales sean considerados seres sintientes, les reconoce una serie de derechos que sus propietarios están obligados a garantizar. El seguro es una herramienta más para poder cumplir con la nueva normativa y sus cambios futuros.


¿Qué implica la novedad en la Ley de Régimen jurídico de los animales?

La principal novedad que ha entrado en vigor en 2022 es que, al no ser considerados cosas sino seres sintientes, los animales adquieren nuevos derechos, además de los básicos como que no pueden ser maltratados o abandonados. Ahora, un animal no podrá ser embargado, algo que antes podía ocurrir por ejemplo en el caso de caballos de una finca embargada por impago. En caso de divorcio, además, las mascotas no podrán ser separadas de uno de sus dueños, es decir, se regula legalmente la custodia compartida. Las mascotas, además, también podrán ser incluidas en los testamentos.

El papel del seguro de mascotas

La normativa busca garantizar el bienestar del animal y esto es precisamente lo que se consigue con un seguro de mascotas. Actualmente existen varias coberturas de aseguramiento:Cobertura de responsabilidad civil, es decir, cubrir los daños que el animal puede provocar a otras personas u objetos. • Cobertura de accidentes, es decir, cubrir los gastos derivados de la atención que necesite la mascota tras un accidente. • Cobertura de salud o veterinaria, es decir, cubrir los gastos derivados de la atención sanitaria del animal en caso de enfermedad o incluso hospitalización o rehabilitación. La primera de las coberturas puede estar incluida en el seguro de hogar, mientras un seguro exclusivo para mascotas acostumbra a ofrecer las tres. En cualquiera de los casos, tener al animal protegido a través de esta vía permite que la mascota tenga dos cuestiones garantizadas. Por un lado, el buen estado de salud y cuidados que la ley exige, ya que el seguro podrá cubrir gastos de un imprevisto que quizás no podríamos abordar económicamente de otra forma. Por otro lado, nuestra responsabilidad por la tenencia del animal y los daños que este pueda causar.


0 visualizaciones0 comentarios